El 22 de septiembre de 1994 se procedía, en la toledana plaza de Santa Clara, a la inauguración y bendición de una monumental escultura dedicada a Santa Clara realizada en piedra caliza y que representa la defensa de los ideales de esa congregación: “Paz y Bien”.

La escultura, un bloque de más de dos metros, de piedra caliza, representa la actitud de valentía de la Santa, corazón impávido, con un paso hacia adelante y con la Hostia Santa entre las manos haciendo retroceder a las tropas sarracenas, que habían logrado penetrar el claustro del convento de San Damián de la ciudad italiana de Asís y que habían sido pagadas por el emperador Federico II de Suabia. La escultura fue bendecida por el obispo auxiliar de Toledo D. Rafael Pamero en presencia de fieles y amigos de Santa Clara.
Paz y Bien.

IMG_3598
Santa Clara. Paz y Bien