El 30 de septiembre de 1976 se inauguró en Gálvez (Toledo) un grupo escultórico bajo el lema “Monumento al Trabajo”. El proyecto diseñado y realizado por Kalato está constituido por tres figuras simbólicas de marcado corte naturalista, en la que cada una de ellas es portadora de dos atributos, que representan las ramas más significativas de su pueblo natal: agricultura y ganadería – ciencia y artesanía – industria y comercio.

IMG_3616
Escultura alegórica a la Agricultura y ganadería

La primera escultura representa a una mujer que alberga en su brazo un haz de mies y se hace acompañar por un animal. Una mujer de rostro humilde que expresa sacrificio y abnegación, como señas de identidad de la mujer rural.

IMG_3606
Ciencia y Artesanía

La segunda, también mujer, pero de volúmenes más serenos y regios, destaca por su mirada penetrante y de futuro. Le acompañan unos libros y un búho, atributos del trabajo nocturno y un recipiente con forma de ánfora, donde guarda los tesoros y sus anhelos más queridos.

IMG_3615
Industria y Comercio

A la tercera escultura, encarnada por un hombre con el pecho descubierto y con su cabeza erguida, le acompañan también dos atributos: el caduceo del comercio y una rueda dentada, como signos de los cambios que se avecinan.

Las tres esculturas se posan sobre una estructura en forma de media esfera de la que brota una llama encendida, que busca dar respuesta al conjunto de saberes y paradigmas.

IMG_3603
Kalato en su estudio ultimando el proyecto